Materia oscura, de Blake Crouch es una novela de ciencia ficción protagonizada por Jason Dessen, un profesor de física que vive felizmente con su mujer y su hijo en Chicago. El libro nos sumerge en una trama que comienza cuando Jason es secuestrado por un misterioso hombre encapuchado.

La portada de la edición en castellano es mucho más chula que la inglesa
La portada de la edición en castellano es mucho más chula que la inglesa

Materia oscura es una historia sobre universos paralelos. Fundamentalmente es un thriller con ingredientes de ciencia ficción, toques románticos, y reflexiones sobre aquello que nos hace únicos, sobre la esencia de nuestra identidad. Todo se mezcla en una historia que avanza a un ritmo muy alto, a veces atropellado. Este ritmo permite que no nos entretengamos demasiado demasiado profundos para ser tratados en un libro de este tipo, pero a cambio le da a la historia un tono superficial en varios puntos.

El libro se lee de un tirón. Al estar protagonizado por un físico y tener el viaje entre universos paralelos como eje, contiene las inevitables descripciones de fenómenos cuánticos que justifiquen la trama. Pero estas descripciones son las justas para dar un poco de sentido a la trama, y no entorpecen la narración.

Quizás me lo perdí por haberlo escuchado (en audiolibro) en vez de leído, pero no acabé de entender bien él por qué del título. El término ‘materia oscura’ se utiliza en física para denominar a un tipo de materia que no emite radiación electromagnética ni interactúa con ella, pero cuya existencia se puede deducir por el efecto gravitatorio que ejerce sobre la materia convencional. Sin embargo esta materia no juega ningún papel en la trama, así que supongo que se menciona en algún momento durante las explicaciones, y se me pasó la mención.

Escuchar el libro tiene otro efecto: he leido algunas quejas sobre el hábito del autor de incluir párrafos compuestos de una frase corta, o incluso una única palabra, para dar ritmo a algunas escenas, provocando un efecto en el texto que no agrada a todo el mundo. En audiolibro este efecto no se aprecia, por el buen hacer del actor encargado de la lectura.

La única traducción al español que he encontrado es la de la editorial mexicana Oceano. Curiosamente, esta edición está disponible en la tienda americana de Amazon, mientras que en la española sólo están disponibles la edición inglesa y la portuguesa.

En resumen, Materia oscura es un libro adecuado para aficionados a los thriller a los que no les importe un toque fantástico en la trama.