Como hemos mencionado en alguna ocasión, los emuladores son una herramienta imprescindible para el desarrollo de aplicaciones móviles pero no garantizan el correcto funcionamiento de la aplicación en los dispositivos reales. Dada la gran variedad de modelos existentes en el mercado es imposible que un desarrollador freelance o una pequeña empresa pueda disponer de todos los que le interesan. Para facilitar la vida a sus desarrolladores Nokia ha comenzado a alquilar algunos (de momento pocos) de sus modelos al precio de 25€ por tres semanas.

Más información: Device Loaner Program.

Vía Mobile Phone Development.