Leo un artículo del New York Times que nos recuerda como, a pesar de las novedades tecnológicas que nos han traído los últimos meses, la web móvil está lejos de convertirse en una realidad. Hasta los usuarios del iPhone parecen no estar del todo satisfechos con su experiencia navegando.