Eso anuncia hoy el Android Developers Blog. ¿Los motivos? La gran cantidad de información que han obtenido de los usuarios, gracias a la cual habrá una nueva versión de la SDK en unas semanas.

Es decir, que Google ha logrado uno de los objetivos de este concurso: obtener una comunidad de betatesters significativa para un software que todavía no tiene hardware sobre el que ejecutarse. La nueva SDK arreglará algunos de los múltiples fallos que se han detectado desde que se liberó la primera versión, y todavía podrá recibir mejoras antes de que sus librerías sean definitivamente incorporadas a los primeros modelos de teléfono.

La estrategia opuesta a la de Apple, cuya SDK debería publicarse este Febrero. Veremos como es de estable.