Hablaba en mi anterior entrada (La difícil posición de Symbian de lo abierto de la plataforma de Google. Adjudicaba ese adjetivo tanto por la libertad que da el sistema a los desarrolladores como por la promesa de liberar el sistema con licencia Open Source. Sin embargo, en los seis meses transcurridos desde la presentación de Android sólo se ha liberado el código fuente del kernel (Android Linux Kernel Tree), lo que ha llevado a mucha gente a preguntarse en los grupos de Google sobre el por qué de tanto retraso.

A través de un artículo de CNET (Google’s Android work far from finished) llego a un hilo de discusión de uno de estos grupos ( Android source isn’t available ?????????) donde un desarrollador de Android da algunas explicaciones. Confirma que casi todo el código fuente de la plataforma será liberado: el propio de Google con licencia Apache 2.0, el resto con la licencia original (GPL, LGP, BSD…). Esto incluya la mayor parte de las aplicaciones del móvil (aunque no GMail, por ejemplo). Las partes del sistema que se mantendrán cerradas serán algunas relacionadas con los drivers de dispositivo, a causa de problemas con la propiedad intelectual. Eso sí, no da fechas, pero deja caer que será después de que aparezcan los primeros dispositivos físicos.

Como se menciona en el artículo de CNET, Google se enfrenta a un doble desafío. Por una parte lanzar una plataforma lo suficientemente abierta como para que todo el mundo pueda hacer lo que considere útil, interesante o lucrativo (y la licencia Apache está para permitir a terceros comercializar software derivado de Android). Por otra, evitar la fragmentación que tan difícil hace las cosas a otras plataformas móviles. La clave estará en la Open Handheld Alliance, compuesta por Google y sus socios, que deberá velar porque la evolución de la plataforma sea a la vez rápida y estable.