La forma más eficiente de montar un blog con Jekyll consiste en descargarse una plantilla y modificarla según nuestras necesidades. La página Jekyll Tips tiene varias plantillas para elegir. Yo me decanté por Frisco.